icon About

Packaging. Algunas reflexiones.

Si nos dicen que el packaging de un producto es la caja que lo contiene no nos están mintiendo, ¿pero solamente es eso, una caja? Vamos a hacer algunas reflexiones con la intención de explicar que el packaging es más que un contenedor y que sirve para más cosas.

El packaging es la tarjeta de presentación del producto. Ya hace mucho tiempo que los espacios de ventas son desatendidos. Somos los compradores los que llenamos nuestra cesta de la compra. Esto pasa en las tiendas de proximidad, en las tiendas de conveniencia, en los supermercados, en los grandes almacenes, todos son espacios de venta en los que los productos compiten para ganarse la confianza del comprador desde una estantería. Lo primero que vemos del producto es su packaging (la caja, la bolsa, la botella…) y por él lo reconocemos. Está pensado y diseñado para ese momento, en el que el comprador lo ve, porque, en muchas ocasiones, es cuando se toma la decisión de comprarlo.

La función del packaging va más allá del momento de la compra. Hay una multitud de productos cuyo packaging está diseñado para crear una experiencia que potencie el valor del producto y de la marca. Para ello no solo se piensa en el sentido de la vista, también se tiene en cuenta el tacto, el oído y el olfato. Pensemos, por ejemplo, en un dispositivo tecnológico de alta gama, un móvil o una tableta. Su packaging está hecho de materiales de buen tacto y apariencia, perfectamente impresos y terminados, a la altura de la tecnología que guardan. Precintado en un celofán transparente y perfecto, fácil de abrir y … al tirar de la tapa … se oye como entra el aire en la caja mientras sientes en los dedos la leve tensión del vacío que se produce por el perfecto ajuste de las superficies que resbalan entre sí, como puertas correderas de cierto peso que guardan un preciado tesoro. ¡Y además huele a nuevo! El fabricante invierte en packaging para presentarnos el producto acompañado con una experiencia lujosa y agradable que vamos a relacionar, por mucho tiempo, con la compra realizada.

En definitiva, podemos afirmar que el packaging es parte del producto. Esto es así. Y como tal hay que tratarlo a la hora de diseñarlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat